Sergei Skripal

Publicado el 16 March 2018
Archivado en Raúl | Salir del comentario

Parecía que la Guerra Fría, aquella época en la que los espías campaban a sus anchas por Europa había terminado, pero desde que Putin tiene el poder en Rusia de vez en cuando salta a los medios algún caso que nos da a entender que vivimos en una época que no dista mucho de aquella.

Sergei Skripal

Todo comienza hace más o menos una semana, cuando Sergei Skripal y una mujer, que ahora sabemos que es su hija, aparecen en un banco en Salisbury en muy malas condiciones.

De hecho, en un principio se pensó que podían haber tomado fentanilo, una droga muy potente que se usa en los hospitales para calmar el dolor agudo y que es una de las culpables de la epidemia de muerte por opiáceos en los Estados Unidos.

La ambulancia los traslada al hospital y tras hacerles varias pruebas se concluye que han sido expuestos a una sustancia desconocida que los tiene a los dos al borde de la muerte.

¿Por qué alguien haría algo así con un padre y una hija? Todo parece tener que ver con el pasado de Sergei, que en su tiempo fue un espía ruso caído en desgracia acusado de espiar para el enemigo, para el Reino Unido.

De hecho, fue encarcelado en Rusia en 2006 e “indultado” en 2010 cuando formó parte de un intercambio de espías entre los Estados Unidos y Moscú.

Desde entonces este antiguo espía vivía en el Reino Unido como un refugiado, alejado del espionaje o al menos con una exposición muy baja pues sabía que no le convenía al haber sido condenado en Rusia.

Por el momento no se sabe quién pudo ser el autor, pero todo el mundo sospecha del Kremlin, más si recordamos lo que le pasó a Litvinenko, otro ex espía ruso que fue envenenado con polonio en Londres.

 

 

 

 

 

Post to Twitter Tweet This Post

Comentarios

No hay mas respuestas