Nancy Reagan

Publicado el 7 March 2016
Archivado en Raúl | Salir del comentario

Ayer nos enteramos de la muerte de Nancy Reagan, la primera dama estadounidense que marcó una época en la política junto a su marido, el presidente Ronald Reagan.

article-2282707-00DE094800000190-948_634x503

Nancy tenía una moral muy marca y puritana. De hecho, se dice que influyó mucho sobre las decisiones de su marido, sobre todo en lo referente a las leyes contra las drogas.

La primera dama consiguió que su marido aprobase una ley para que incluso el consumo estuviese penado con pequeñas condenas de cárcel, a la vez que abanderaba una campaña por todo el país para que los jóvenes no las consumieran.

Era una persona muy creyente, tanto que fue cabeza visible del movimiento en contra de la investigación con células madre, algo que cambió cuando su marido enfermó de Alzheimer.

Siempre me ha llamado la atención cómo este tipo de personas impiden los avances en nombre de la religión, pero de repente cambian de parecer cuando una persona cercana enferma y se podría beneficiar de esa investigación.

De este modo, Nancy fue una de las primeras republicanas de renombre en pedir que se investigase con células madre, petición por lo que volvió a los medios tras unos años en los que apenas salía, pues vivía retirada junto a su marido.

Nancy tuvo una personalidad muy fuerte lo que le valió muchas críticas del entorno de su marido, pues muchas personas consideraban que se excedía en sus atribuciones, ya que se considera que una primera dama no tiene funciones más allá de las decorativas.

Ella nunca fue una mujer florero, por lo que ayudó en su marido en todo lo que pudo, despertando envidias en los políticos que había alrededor del presidente.

Eso a ella siempre le dio igual, de manera que ayudó a su marido en la toma de decisiones importantes, al parecer incluso en la postura beligerante de Reagan contra la URSS.

Post to Twitter Tweet This Post

Comentarios

No hay mas respuestas