Muere una periodista japonesa por exceso de trabajo

Publicado el 11 October 2017
Archivado en Raúl | Salir del comentario

Todos sabemos que la sociedad japonesa es un tanto peculiar y que para ellos lo más importante es el trabajo. De hecho, la máxima aspiración es convertirse en lo que ellos llaman “salaryman”, empleados a tiempo completo que literalmente venden su vida a la empresa.

1507217828_059497_1507218533_noticia_normal

Eso los lleva a hacer una cantidad de horas en el trabajo impensables en cualquier país civilizado, una cantidad de trabajo extra que provoca muertes. De hecho, los japoneses incluso tienen un nombre para esa enfermedad: Karoshi.

Os hablo de esto porque en estos días, cuatro años después, se ha sabido que una periodista japonesa de la cadena NHK murió con tan sólo 31 años de edad de un infarto que se achaca a las maratonianas jornadas que hacía esta mujer.

En el mes de su muerte hizo 159 horas extra, lo que significa que trasladado a nuestras jornadas de trabajo es como si hubiese hecho otras veinte jornadas en el mes, lo que se conoce en muchos lugares como “doblar turno”, o lo que es lo mismo, jornadas que pueden llegar a las 16 horas y que sólo dan el tiempo suficiente para dormir un poco hasta el día siguiente.

Los trabajadores japoneses tienen un problema que está reconocido por la justicia, pues incluso hay una cantidad de horas extra, más de 80, a partir de los cuales los familiares de los fallecidos pueden denunciar a la empresa para que se los indemnice porque su deudo a muerto por exceso de trabajo.

Hay indemnizaciones bastante grandes, de unos 1,8 millones de dólares de los cuales 1,6 los tiene que asumir la empresa, pero a pesar de ello las jornadas maratonianas son la norma en este país.

Esto es algo que choca mucho a los occidentales, muchos de los cuales tratan de dedicarse a otro tipo de empleos cuando viven allí por la circunstancia que sea, pues la cultura del trabajo excesivo está muy anclada en el japonés medio, que ve esto como lo normal cuando no lo es.

 

Post to Twitter Tweet This Post

Comentarios

No hay mas respuestas