Los piojos resucitados

Publicado el 11 Enero 2012
Archivado en Cynthia |

Es increíble que hoy, alguien pueda tratar a  otro como “piojo resucitado”.  Chile se jacta de ser una nación que crece  y evoluciona; y seguramente  sea así. Sin embargo, me sorprende la mentalidad de algunos, sobretodo cuando  de diferencias sociales y económicas se tratan. ¿Puede alguien expulsar de una piscina a  una persona, solamente por ser una “nana”?  Como si trabajar cuidando niños fuera un pecado.  ¿Qué mentalidad tiene una persona que discrimina solo por el rol que socialmente hemos tenido que desempeñar?  Es valorable que la Jefa de esta pobre niñera expulsada, esté haciendo lo posible por recuperar el honor de quien cuida de “sus tesoros más preciados” (sus hijos y su hogar), y es realmente inconcebible que por ello haya sido denominada como “piojo resucitado”. Si estar en contra de la discriminación significa ser un piojo y resucitado, me sumo a la pediculosis social e imploro justicia.

Cynthia Escobar Zepeda

http://www.24horas.cl/videos.aspx?id=144193&tipo=33

Grupo de Facebook

http://www.facebook.com/pages/Yo-Soy-un-Piojo-Resucitado-NO-A-La-Descriminacion-En-El-Pais/217937194958845?sk=wall#!/pages/Yo-Soy-un-Piojo-Resucitado-NO-A-La-Descriminacion-En-El-Pais/217937194958845

 

 

 

 

 

 

 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
  • Share/Bookmark

Comentarios

Una respuesta para “Los piojos resucitados”

  1. Paula on Enero 12th, 2012 23:41

    Así es nuestro país, todos discriminan porque todos seleccionamos. Algunas discriminaciones son mucho más violentas que otras, pero la más terrible en Chile, parece ser la discriminación socio-económica, ya que resulta ser un tema ultra sensible para todos los sectores, probablemente porque con las polaridades que se generaron después del 73′ algunos se enriquecieron mucho y otros quedaron sometidos al sistema neo-liberal, sistema que nos convierte en esclavos consumistas, con fé en el progreso, mito que se queda como tal. Todos (la mayoría debería decir) aspiran a ser ABC1 o mejor que el de al lado, tener más que el vecino, etc. (He presenciado caso en que incluso, un moreno se jacta de no ser tan moreno como el otro) En fin, creo pueden ser eternos los casos, pero la única opción que nos queda, es cooperar con nuestro granito de arena y reconocer que somos todos piojos resucitados.

No hay mas respuestas