Los antecedentes de quienes despotrican de los andaluces (2)

Publicado el 25 May 2010
Archivado en alf940 | 1 comentario

Qué mal concepto tenía de los andaluces el amigo Ortega, a pesar de que puso los cimientos de su vasta cultura en el Colegio jesuita San Estanislao De Kostka en Málaga (entre 1891 y 1897 ), por supuesto no en el que los mismos jesuitas tenían frente, en las playas de El Palo, para los niños pobres y que les llamaban las “Escuelas del Padre Ciganda”, hoy, para los paleños “El ICET”, justo en la misma acera en que se encuentra Casa Pedro, otro de los ilustres caídos justo ante de que llegara la crisis.

Según decíamos ayer, no lo hemos traído aquí por su influencia en la filosofía española del siglo XX o por su bello estilo literario tan ágil, descrito por algunos como próximo al Quijote y que lo hace bastante asequible para el gran público, sino por su concepción de lo andaluz, tan denigratoria, y que ha influido tanto en otras gentes-la lista de políticos de que hablaba ayer- sin su bagaje cultural y con más estrechez de miras que el gran filósofo, lo que los hace particularmente miserables.

Los piropos que ayer dedicaba Ortega a lo andaluz eran de este jaez:

“La famosa holgazanería andaluza es precisamente la fórmula de su cultura…”, “el andaluz en vez de esforzarse para vivir, vive para no esforzarse, hace de la evitación del esfuerzo principio de su existencia”, “todo el que pretenda comprender a Andalucía debe saber que tienen a la pereza como ideal y como estilo de cultura”

Hoy traemos más “piropos” orteguianos:

“Pero no exageremos la indolencia de los andaluces. A la postre, vienen a hacer todo lo que es necesario, puesto que Andalucía existe, y su pereza no excluye por completo la labor, sino que es más bien el sentido y el aire que adopta su trabajo. Es un trabajo inspirado por la pereza y dirigido hacia ella, que tiende, por tanto a ser en todo orden el mínimo, como si se avergonzase de sí mismo”

Aquí dice que “el andaluz vive sumergido en la atmósfera como un vegetal”:

“Para el hombre que llega del Norte es la luminosidad y gracia cromática de la campiña andaluza un terrible excitante que le induce a una vida frenética. Esto le lleva a suponer que la existencia andaluza sería frenética si la indolencia no la deprimiese. Imagina que este pueblo posee una gran vitalidad, y cuando ve pasar a las sevillanas de ojos nocturnos, presume en sus almas magníficas pasiones y extremados incendios. ¡Grande error! No cae en la cuenta de que el andaluz aprovecha en sentido inverso las ventajas de su “medio”. El pueblo andaluz posee una vitalidad mínima, la que buenamente le llega del aire soleado y de la tierra fecunda. Reduce al mínimo la reacción sobre el medio porque no ambiciona más y vive sumergido en la atmósfera como un vegetal”

También entra a saco en cómo nos alimentábamos: no sólo habla del jornalero sino de “los ricachos de Córdoba o Jaén” e insiste en la idea de que vivíamos  como vegetales:

“En cuanto a la alimentación, la sensiblería socialista nos ha hecho notar innumerables veces que el gañán del campo andaluz no come apenas y está atenido a una simple dieta de gazpacho. El hecho es cierto y, sin embargo, la observación es falsa porque es incompleta. Sería más verídica si añadiese que en Andalucía come poco y mal todo el mundo, no sólo el pobre. La cocina andaluza es la más tosca, primitiva y escasa de toda la Península. Un jornalero de Azpeitia come más y mejor que un ricacho de Córdoba o Jaén. Hasta en esto imita el andaluz al vegetal: se alimenta sin comer, vive de la pura inmersión en tierra y cielo. Lo mismo el chino”

Murió en el siglo pasado, en 1955. Pero los que piensan como él están vivos, coleando y comiendo  del erario público.A la vista de lo expuesto es fácil comprender quién es el autor de la leyenda negra sobre lo andaluz que se mantiene bastante viva en muchos pueblos de España. En el siglo XXI
.

Post to Twitter Tweet This Post

Comentarios

Una respuesta para “Los antecedentes de quienes despotrican de los andaluces (2)”

  1. sociopolitica.com : Los antecedentes de quienes despotrican de los andaluces (2) on May 25th, 2010 13:50

    […] que tiende, por tanto a ser en todo orden el mínimo, como si se avergonzase de sí mismo” Leer mas… Publicado martes, 25 de mayo de 2010 12:49 por […]

No hay mas respuestas