Las fantasías eróticas de Karmele

Publicado el 27 May 2010
Archivado en alf940 | Salir del comentario

watch?v=nrl0Au4cvGsel columpio del amor de karmele

Que estamos asistiendo a una banalización del sexo no es ningún secreto para nadie. Raro es el día que la prensa no viene aderezada de condumios que provienen o de la Administración central o de sus comunidades autónomas, empeñados en educar sexualmente a los individuos enseñándoles a conocer su cuerpo, preferentemente a los del sexo femenino, mediante la elaboración de misteriosos mapas o topografías de los lugares dónde se encuentran ciertos apéndices o los métodos para encontrar determinados puntos donde se encuentra el placer o atajos para lograrlo antes para evitar que las afectadas entren en los dominios de Freud. Al parecer la sexualidad del varón no les parece a nuestros gobernantes tan complicada y le prestan menos atención. Se ve que los considera más primarios o  resolutivos.

Pero lo anterior, por lo menos, tiene la sana intención de educar al individuo en una tarea que antiguamente realizaban los confesores dentro de sus chiringuitos eclesiales o las mamás o tías de las interesadas para que supieran a qué atenerse llegado el momento de la inmolación en el tálamo conyugal.

Lo de ahora ya se pasa de castaño oscuro. Una señora que ya está devuelta – y de vuelta- de casi todo intenta desesperadamente hacerse notar, o  por medio de su fracasado intento de ir a un festival de la canción, o por ser difusora de sus teorías sexuales, dichas para toda España, con la mitad de su público infantil por aquello del horario y con el nuevo gurú de la comunicación, reciente premio Ondas, atizándola y lanzándola al más cruel de los ridículos.

Al parecer ha escrito un libro “Los juguetes de Karmele”, de 16 capítulos, en que muestra sus hallazgos sexuales:

-un columpio del amor como complemento erótico: las instrucciones de uso aparecen en el video de youtube del que les pongo el enlace

– las bolas tailandesas

–  el anillo vibrador y el We Vibe

– “bañarse con ropa interior caramelizada en la Fontana de Trevi”

Hemos de reseñar estos dos asertos:

– “la mujer de hoy ya no es deseable, es deseosa,  toma las riendas y sus propias decisiones y, en consecuencia, rechaza tener sexo con quien no quiere, no le excita y no le provoca nada, para elegir personalmente a sus compañeros de cama”

– “el sexo no es un fin, sino un medio para lograr seguridad, estatus…”..

Y lo que nos parece ya más grave y delirante: “deberes para Primaria: estudiar el Kamasutra, ver y diseccionar El último tango en París…”.

Post to Twitter Tweet This Post

Comentarios

No hay mas respuestas