Las aguas revueltas en el abuso sexual de menores

Publicado el 23 March 2010
Archivado en alf940 | Salir del comentario

Para La Razón El Vaticano, firme contra los abusos


Andan las aguas revueltas en el turbio mar del abuso sexual de menores por parte de adultos que se valen de una situación dominante por razones de edad, del cargo y de la situación de debilidad psicológica inherente a la infancia, que seguramente ha existido siempre y que por los indudables avances en los derechos humanos ahora están aflorando de una manera inexorable.

Es posible que esta práctica vejatoria y tan decisiva en la futura conformación sexual del individuo se dé fundamentalmente en aquellos colectivos que tiene más trato con menores, entre los que se encuentran los docentes y miembros de la Iglesia, aunque la experiencia dice que es un mal bastante extendido y ningún sector de la sociedad se libra de esta lacra, incluida la propia familia del menor en donde se dan numerosos casos según confesión de los propios afectados y muchos años después de ocurridos los hechos.

Todos son condenables sin excepción aunque la sociedad y los medios cargan más las tintas en contra de aquellos que vocacionalmente están entregados a hacer el bien o a los que se les ha encomendada la formación de los sujetos pacientes del abuso. Así el tema es tratado en algunos blogs, como La cigüeña de la torre, de Francisco José Fernández de la Cigoña, o su glosa en otros:

La pederastia en el clero vista por Francisco José Fernández de la Cigoña

O algunos como Eric Frattini, (Lima, 1963) que llega a afirmar que“El cáncer del catolicismo ha sido el celibato” en su libro Los papas y el sexo (Ed. Espasa) en donde denuncia que el silencio de la Iglesia sobre los casos de pederastia nace en 1963 con la firma de Juan XXIII en un documento en el que se establece, como norma pontificia, que se deben esconder todos los casos de abusos sexuales contra niños:

“Durante el Papado de Juan Pablo II, uno de los hombres que más ayudó a silenciar estos abusos fue Joseph Ratzinger como prefecto de la Doctrina de la Fe.”

Por su parte Benedicto XVI no para de achicar agua:

El Papa pide «intransigencia con el pecado» y «perdón para el pecador»

Benedicto XVI: «Los responsables responderán ante Dios y la Justicia»

Post to Twitter Tweet This Post

Comentarios

No hay mas respuestas