El discreto encanto de la… felonía

Aún recuerdo cuando llegué a Morton House, la mansión estilo Tudor que la señora Megt tenía cerca de Bath. Allí vivía sola la dama, al cuidado de un pequeño invernadero donde cultivaba hermosas orquídeas, en especial de la especie Orchis papilionacea, de las que presumía, quizás en exceso. Fuera del recinto, también era frecuente verla […]