Dulce páprika

El ambiente era bullicioso y alegre. Callejear, inmiscuirte en rincones, inhalar sus viandas, así en gran medida es el mercado central de la ciudad de Budapest, donde dicen los poetas, el Danubio es aún, si cabe, más azul. No pude abandonar el recinto sin adquirir alguna de las herméticas cajas que contenían el polvo delirante, […]