Reivindicando a Venus

Reconozco que lloré el día en que lo tuve delante. Durante mucho tiempo había leído sobre él, lo estudié de modo particular y quería tenerlo cerca. Todo lo que se publicaba, lo devoraba como una fiera hambrienta después de varios días de ayuno. Nuestro encuentro tuvo lugar la primera vez que visité Londres, cuando la […]